Antiguos caminos en el noroeste durangueño: Supervivencia de una tradición prehispánica

Christophe Barbot, José Luis Punzo

Resumen


La Sierra Madre durangueña presenta una gran variedad de medio ambientes que se desarrollan en regiones contiguas del este al oeste. Sus estribaciones orientales marcan la frontera entre las zonas desérticas interiores y las tierras altas, y frías, de la sierra, stricto sensu. Los valles del alto Nazas corren en un eje noroeste-sureste entre 1 600 y 2 000 m de altura. Se trata de una región semiárida con una vegetación de matorrales espinosos y cactáceas. Esos valles longitudinales forman un corredor natural de fácil acceso, con ríos perennes. Permiten atravesar el actual estado de Durango, de sur a norte, en cualquier época del año. Como veremos, el uso de esa vía natural se remonta a periodos prehispánicos.


Texto completo:

PDF


DOI: http://dx.doi.org/10.22134/trace.31.1997.692

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c) 2019 Revista Trace

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Dirección

CEMCA
Sierra Leona 330
Lomas de Chapultepec
Ciudad de México
C.P. 11000.

Revista TRACE CEMCA

ISSN electrónico 2007-2392